Lifting Facial

El lifting facial o "Ritidectomía", se realiza con el fin de mejorar el aspecto de la cara. El procedimiento comprende el tratamiento de las arrugas de los párpados, mejillas, cuello y frente, logrando una piel más tersa y con un aspecto natural y fresco.

Para mejorar el contorno de la piel del cuello, se modifican los depósitos de grasa, los músculos platisma del cuello se cambian de posición por debajo del mentón, se cortan y se llevan hacia atrás. Las cicatrices se esconden dentro del cabello, por delante y detrás de las orejas. Los colgantes en el cuello se mejoran en un 80%. El resultado es un aspecto más juvenil.

En personas con exceso de grasa en las mejillas, sus pliegues se corrigen extrayendo en forma parcial o completa el contenido de las bolsas de grasa, y el tejido que las cubre se coloca hacia atrás, mejorando lo colgante de las mejillas.

Ritidectomía

En la zona externa de los párpados, se ven lo que se llama "patas de gallo". Para corregirla, se lleva hacia atrás el músculo que se encuentra por debajo, cambiando el apoyo, mejorándose así su contorno. Los abultamientos de los párpados superiores e inferiores mejoran en un 95% y los excesos de piel en un 80%.

En la frente los detalles por corregir son, el aspecto caído de las cejas, las líneas transversales de la piel y la apariencia de enojo por el llamado ceño fruncido o marcado. Esto se puede tratar haciendo cortes dentro de la piel cabelluda, de tres centímetros por dentro del cabello, y por dentro se tratan esos detalles. El corte se traza dentro del pelo, por detrás de la línea de implantación del mismo, por aquí se corrigen los músculos que arrugan la frente, que fruncen el ceño y las cejas se suben algunos milímetros. El resultado es de líneas de la frente que mejoran en un 80%, se suben de posición las cejas y se disminuye el ceño en un 80%.

Al hacer abrasión de la piel sobre las líneas de los labios se mejoran las grietas transversales en un 60%. Las líneas que dan expresión al rostro no se borran, aunque sus pliegues se mejoran.

La duración de los efectos de esta cirugía variarán dependiendo de cada paciente, y se pueden realizar ajustes cuando sean requeridos. Los efectos son más duraderos en pacientes con edades alrededor de los 40 años que aquellos que pasan los 75 años. El tiempo de recuperación es un mes.

El resultado es un rostro más iluminado y jovial.

Duración de la operación: 2-5 horas
Tipo de anestesia: Local con sedación
Hospitalización: 1-2 noches
Estadía post-operatoria en Costa Rica: 14 días

Galería Antes & Después

Contáctenos

Pruebe que no es un robot *

Menú Completo de Procedimientos