Reducción de Senos

El tejido mamario está formado esencialmente por grasa, contiene además de 12 a 20 glándulas mamarias que son tubos glandulares, que en alguna época segregan leche.

La cirugía de reducción de senos, también llamada mamoplastía de reducción, consiste en quitar los excesos de piel y glándula, dando firmeza y una excelente posición a los pezones. Se realiza liposucción a los lados de ambas glándulas mamarias con lo cual durante los cambios de peso moderados no se producen cambios en la forma o en el tamaño de las mismas.

El tejido que se reduce de tamaño se pasa debajo de una banda de músculo pectoral que se elabora para amarrarlo más arriba, dándole un mejor apoyo y firmeza al pecho novedoso.

Mujeres con senos muy grandes pueden experimentar una variedad de problemas médicos o psicológicos. Las principales molestias son dolor de espalda y cuello, problemas para respirar o irritación de la piel por debajo de los pechos. Al disminuirse el tamaño de los senos se brinda una solución para estos casos.

Recomendaciones especiales: Sostén tipo deportivo que apriete con presión moderada, con esto se alivian las molestias. Se recomienda su uso durante el día y la noche, por dos meses. Cuando la temperatura enfríe se aconseja usar sweater o chaleco, para evitar resfríos, tos y sensación de ardor y punzadas en las mamas.

El resultado son senos más pequeños, más firmes y con mejor forma, en armonía con el resto del cuerpo.

Duración de la operación: 2-3 horas
Tipo de anestesia: Local con sedación
Hospitalización: 6-8 horas
Estadía post-operatoria en Costa Rica: 7 días

Galería Antes & Después

Contáctenos

Pruebe que no es un robot *

Menú Completo de Procedimientos